Fotógrafo Profesional Miembro de AFPRA

Asosiacíon de Fotografos Profesionales de la Republica Argentina Matricula 5550

Fotógrafo

Doctor  Horacio Barrancos

Material histórico aportado por el Fotógrafo y Médico Dr Horacio Barrancos 
en homenaje a su Hermano Jorge Adolfo Barrancos investigador de la fotografía antigua en la Argentina y ex miembro de CIFAA 

 

Su famoso audiovisual "La Máquina del Tiempo en Mercedes"

 

Su escrito "Historia de la Retratería en Mercedes"

 

 

Publicado en “ El Oeste” Diario de la Mañana 8/11/85

Apuntes para una Historía de la Retratería en Mercedes

Por Jorge Adolfo Barrancos

 

 

Desde hace algo más de tres años, estoy trabajando en un intento por recrear el pasado Mercedino, por intermedio de diapositivas que he obtenido de viejas fotografías. Por otra parte, recientemente y quizás como consecuencia de este trabajo, he sido designado miembro de una asociación que tiene carácter nacional, tal como es CIFARA (Centro de investigaciones de la fotografía antigua en la Repúblicá'kgentina). La familiarización que he comenzado a tener con la obra de los antiguos profesionales locales, sumada a la intención de concretar algún aporte que aunque modesto pueda ser útil para uno de los fines de la institución citada, me han llevado a realizar este primer intento personal de ordenar cronológicamente a los fotógrafos que actuaron en el pasado de Mercedes (Conozco sólo un trabajo sobre el tema, escrito por Hernán Guinot hace ya tiempo). El listado que ofrezco a consideración de los lectores es precario y aún incompleto, pero tengo la esperanza que pueda llegar a interesarles como para que sus observaciones me permitan mejorarlo. Debo aclarar asimismo, que por desgracia para la mayor parte de las tomas que he encontrado durante mi investigación, no ha sido posible encontrar datos que confirmen fehacientemente la autoría de un fotógrafo determinado. Ello sucede lamentablemente con algunas de las más antiguas en interesantes, como por ejemplo la que publicó hace tiempo el Sr. Raúl Ortelli de la esquina de 25 y 16. La misma podría datarse hipotéticamente como tomada aproximadamente en el año 1875, y en ella puede observarse un local con letrero que anuncia "Retratería" (De allí el título del presente trabajo). Para las personas que se pregunten a esta altura, acerca de la fecha del comienzo de la fotografía en Mercedes, debo advertirles que ésta por ahora es incierta. En el país Gregorio Ibarra en 1843 comienza sus anuncios sobre daguerrotipos, pero parece ser el norteamericano Jhon Elliot el que en el mismo año, y en la Capital federal, realiza realmente las primeras tomas. Posteriormente aparecen Tomas Helsby, Robert Leys, John A. Bennet, Enrique North. En la década de 1850 aparecen otros daguerrotipistas como Thayer y Cía., Portal, Francisco Meeks, Favier, 3. Bertoldi, Guillermo Weston, Artigue, Aldanondo, Amadeo Grass y otros. Como se puede ver, la mayor parte de estos fotógrafos son extranjeros que venían a explotar el verdadero boom fotográfico que existía en el mundo, incluido nuestro país. Entre 1854 y 1860 se quintuplica la cantidad de estudios fotográficos instalados en Buenos Aires. Entre 1860 y 

1870, con el comienzo de la extensión de los ferrocarriles, se facilita enormemente el traslado de fotógrafos “ Itinerantes”, que ya habían comenzado a viajar circunstancialmente al interior del pais, para desarrollar allí su actividad. Tengo noticias que existirían daguerrotipos, electrotipos, ambro tipos o placas al colodión etc, tomadas por estos fotógrafos en nuestra ciudad. Espero poder ver próximamente la colección más importante de daguerrotipos que existe en el país, que perteneció al Dr. Julio F. Riobó, para intentar detectar entre ellos alguna toma efectuada en Mercedes. De todas maneras estos profesionales actuaban ocasionalmente en un lugar, y que no pueden ser considerados estables en la plaza. Para terminar con todas estas consideraciones generales, debo aclarar que para la confección del listado cronológico que seguirá a continuación, he tomado en cuenta las fechas de anuncios aparecidos en guías comerciales y periódicos locales de la época, usando en otros casos las correspondientes a tomas de los fotógrafos, de las que se tiene certeza. Esto hace muy precario el ordenamiento, pues no permite conocer el período completo en el que actuó el profesional, pero estimo que es un principio para arribar a ello. La dirección de sus estudios es la que figura en los anuncios, o la proporcionada en los cartones en que están montadas sus obras. La numeración de la calle es la que tendría en la actualidad la misma (fue cambiada entre 1890 y 1900). Con respecto a la numeración del inmueble, detallo sólo a título ilustrativo la original, pues habiendo cambiado la misma en tres oportunidades, resulta engorroso determinar la que corresponde a nuestros días.

Deseo agradecer a los particulares que no nombro por ser muchos (podría caer en omisiones injustas) como también a instituciones como el Museo Míguez y la Biblioteca Sarmiento, que me han permitido revisar el material que ha posibilitado la realización del presente trabajo. LO mismo debo decir con respecto a los señores A. Bequer Casabelle y Miguel A. Quarterolo, de los que he obtenido informes publicados en su "Crónica de la fotografía rioplatense 1840 - 1960)".

Listado cronológico (provisorio) de fotógrafos Mercedinos.

Existen indicios que señalan la existencia de uno o dos profesionales instalados en Mercedes, aproximadamente entre 1865 y 1875. Por ahora no ha sido posible determinar sus nombres ni la ubicación de sus estudios (Uno de ellos sería el que tiene el anuncio "Retratería" ya citado anteriormente)1

1870 - ARAMBURO. Hasta el momento es el más antiguo ubicado fehacientemente. Su nombre aparece en un anuncio del Diario "El Oeste de la Provincia" con fecha 24/4/1879, figurando como el ex dueño de la galería fotográfica ubicada en 25 entre 24 y 26, que a partir de esa fecha será explotada por Aquilino Fernández. Se postula su antigüedad, en razón a un trabajo suyo consistente en un retrato casi miniatura, existente en el Museo Míguez y de buena factura técnica, de la niña Isabel Silva (Luego Sra. De Aráuz y Madre de Moshota Aráuz de Briosso).

1877- PEDRO AMARATONE. Figura en la Guía "La Aspiración" de ese año, con estudio en calle 27 Nos. 122 y 124 "Frente a la Iglesia". En 1881 aparece un anuncio en "El Oeste" con el mismo nombre y dirección en el que ofrece sus servidos como martillero, lo que hace pensar que había dejado el oficio. Sin embargo en la "Guía de Mercedes, La Plata y Azul" de 1884, continúa anunciándose como fotógrafo, de lo que podría inferirse que desempeñaba las dos profesiones simultáneamente. Se han encontrado retratos de galería de su autoría, en muy malas condiciones y de mediocre calidad.

1879- AQUILINO FERNANDEZ. Ya fue citado al hablar de Aramburú, como sucesor de su estudio, situado en calle 25 entre 24 y 26 a partir del 24/4/1879. En "El Oeste" del 9/7/1881 anuncia su capacidad de realizar "Instantáneas" con 1/5 a 1/10 de segundo los días soleados, y con 1 a 2 segundos en los lluviosos. Para valorar el progreso publicitario, debe conocerse que el abate Luis Comte, llegado en febrero de 1840 en la corbeta francesa "L'Oriental" a Montevideo, necesitaba entre 20 y 30 minutos a pleno sol para realizar un daguerrotipo. Poco tiempo después, el estadounidense John Elliot anunciaba en "La Gaceta Mercantil" de mayo de 1844, que necesitaba de 20 segundos a 1 minuto y medio entre las 10 de la mañana y las 15 horas para obtener una imagen. Como puede observarse el progreso era constante. Aquilino Fernández actuó en nuestro medio por lo menos hasta 1882, pues en ese año figura en la Guía del "Departamento del Centro". Como resultados de su trabajo, se han encontrado varios retratos tipo galería de mediana calidad pero mal estado de conservación.

1890- PEDRO NICOLETTI. Con estudio en calle 20 N° 85 se puede calificar su trabajo como aceptable, gracias a retratos como el del Dr. Díaz Menéndez tomado en 1890 (Museo Míguez). En "El Oeste" del 11/2/1891 aparece un anuncio suyo, prolongándose la publicación durante el resto del año.

1892 - MIGUEL ABRINES. Nacido en Buenos Aires en el año 1857 (Deducido por el Padrón Electoral mercedino de 1898). Existen tres placas suyas (Se conoce su autoría por crónicas de la época), tomadas el 16/10/1892 en ocasión de celebrarse el cuarto centenario del descubrimiento de América. Resultan interesantísimas a pesar de su mediocre calidad técnica y el mal estado de conservación que tienen. Figura en la Guía "Antonio Perruelo" del año 1893, con galería en calle 27 N° 148, para aparecer posteriormente en la misma dirección, en la Guía MIngot y Ortiz" de 1898. Se han encontrado retratos de la Familia Míguez en el Museo de ese nombre, de mediocre calidad y algo desvanecidos, como producto de su estudio. Existen versiones que posteriormente volvió a la Capital Federal, actuando como fotógrafo de la revista "Caras y Caretas". Se han encontrado también retratos de su hija, Florencia Abrines Alsina de Arce, de extraordinaria calidad técnica pero con seguridad obra de profesionales capitalinos.

1893- JOSÉ IRIBARREN. Figura en la Guía "Antonio Perruelo" de ese año, con estudio en calle 20 N° 85, el mismo que utilizaron con anterioridad Paoletti y Nicoletti. Como restos de su obra, se han encontrado numerosos retratos de galería, en general muy desvanecidos y de mediocre calidad técnica.

1897- ANTONIO AYERVE. Dueño del "Taller Fotográfico La Mercedina" en calle 25 N° 207 (¿Sería el mismo que anteriormente ocupara Aramburú y Aquilino Fernández?). Aparece un anuncio suyo en el Diario "El Orden" de febrero de 1897. Por ahora se ha encontrado sólo una obra suya en el Museo Míguez consistente en un retrato de galería muy desvanecido. La mínima cantidad de trabajos de su autoría identificados hasta el momento hacen pensar en una corta actuación local.

1897- CARLOS LEOPOLDO LOWTHER. Fotógrafo inglés, del que se han encontrado anuncios suyos en Mercedes, a partir del 8/4/1897 en el diario "El Orden". El 5/7/1898 promociona en el mismo periódico su estudio en calle 27 N°127, expresando que realiza fotografías tipo "Retrato de visita" y toda otra clase de trabajos de muy buena calidad y bajos precios. El 31/12/1898 avisa en "La Ley" que mudará su estudio en el que introducirá extraordinarias mejoras, al local que ocupaba el Sr. Romero y su botica. Esto no coincide con lo anunciado en la Guía "Mingot y Ortiz" de diciembre de 1898, que indica para su "Gran estudio fotográfico Anglo Argentino" la dirección 27 N° 196 (Hoy 27 N° 374). De todas maneras esta confusión en la ubicación de su antigua galería, no tiene importancia ante el alcance de su obra. Quizás algunos de sus primeros trabajos sean aquellos que están realizados sobre cartones de José Iribarren, resellados con un logotipo propio. Pronto publicita su capacidad para encarar cualquier tipo de trabajo fotográfico, Incluyendo la ampliación de retratos hasta el tamaño natural. Es seguramente el profesional más importante que actuó en Mercedes, tanto por la calidad técnica y artística evidenciada en la mayoría de sus obras, como por la cantidad de las mismas que han llegado hasta nuestros días. Por otra parte no se limita al clásico retrato de galería, sino que incursiona con gran solvencia en el registro de actos públicos y privados, vistas de la ciudad, etc., lo que convierte en un autor insustituible para conocer su época en Mercedes. En "La Ley" del 11/9/1898, ofrece a $ 0,30 c/u fotografías de la ciudad, las que serán publicadas con posterioridad en un álbum con 100 reproducciones fotomecánicas de las mismas, al precio de $ 3,00 el ejemplar. La edición parece haberse visto demorada por dos años, pues recién en "El Oeste" de fines de 1900 aparece anunciada una sola copia original de las fotografías que integran el álbum, y siete ejemplares del mismo en poder de distintas personas e instituciones. Fue editado en edición tipográfica de la vecina localidad de Luján, y a pesar de la mediocre calidad de las reproducciones, es lícito considerar esta obra como importantísima para el rescate del pasado mercedino. Es casi seguro por otra parte que las tomas no son del mismo año 1913, pues en esa fecha se instalan allí los hermanos Santiago y Domingo Deprato, sin que ello implique que estos sean discípulos de Lowther, según lo han manifestado descendientes de ellos.

1898 - R.B. FERNÁNDEZ. Existen dos fotografías realizadas por este fotógrafo en el Museo Miguez. Son de mediana calidad y mal estado de conservación, tomadas durante el sepelio del Dr. Díaz Menéndez (Jefe de la masonería local) el 14/3/1898. El nombre aparece en los cartones en que están montadas, y no se han encontrado otros datos fidedignos sobre este autor. Existe una versión que permitiría atribuirlas a Ricardo Bustos Fernández, aficionado mercedino que posteriormente se dedicó a la cinematografía incipiente.

1898 - FRANCISCO ROBLES. Figuran anuncios suyos en "El Orden" del 20/3/1898, y en la Guía Mingot y Ortiz del mismo año. Según ellos el estudio lo tenía ubicado en calle 25 N° 207 el mismo que con anterioridad ocupó Ayerve (Y quizás Aramburú y A. Fernández). Se han encontrado como obra suya, retratos de galería de calidad mediana. Posteriormente en una buena fotografía tomada por él, testimonia la última misa celebrada en la iglesia principal, antes de su demolición en el año 1904. En esta placa figura su nueva dirección de calle 27 227. Puede ser considerado un buen profesional, del que ha perdurado una obra relativamente importante.

1990-- PEDRO FERNÁNDEZ DE PABLO (PERICO). Inmigrante español llegado a Mercedes casi niño, comienza a trabajar como dependiente en el almacén de ramos generales y tienda, que giraba en esa época con el nombre Torroba Hnos. y compañía. En esa firma progresa hasta alcanzar el cargo de socio gerente en la parte de tienda. Se trataría del primer fotógrafo amateur detectado con seguridad en Mercedes, que resulta Importante por su obra. Su actividad fotográfica parece comenzar aproximadamente en 1900 y suponemos que termina cercana a su muerte en 1918. Se sabe que tiene una larga y terrible agonía provocada por una peritonitis. Muere aún soltero rodeado por sus amigos, que envían un lujoso álbum con sus firmas a sus padres, residentes en España. Con posterioridad a la muerte de los progenitores, el álbum es reenviado a Mercedes y se encuentra en la actualidad en el Museo Miguez. A diferencia del fotoaficionado actual que tiene una preocupación primordialmente estética o creativa para con su trabajo, en el caso de Fernández esta fue principalmente documental. En este sentido resulta muy importante su contribución, pues gracias a ella nos es posible conocer detalles de la demolición de la iglesia vieja, distintas etapas de la construcción de la actual catedral. Los comienzos de la edificación del palacio para tribunales, la inundación record del río Luján en el año 1912, etc. En sus trabajos, especialmente en los últimos, alcanza un excelente nivel técnico.

1904 - EMILIO ROSSI. En una fotografía de su autoría, tomada a un grupo de hockey en el año 1904, figura la dirección de su estudio en calle 24 N° 207 (podría tratarse de un error pues sería 25 N° 207, el mismo local que con anterioridad usara F. Robles). Posteriormente aparece en sus trabajos la dirección N° 212, que parece ser la definitiva. En el diario "El Siglo" de 1910, aparece continuadamente a través del año, un anuncio suyo en el que promociona su galería de más de 100 m de superficie, trabajos a domicilio, lecciones de fotografía para aficionados, préstamo de su cuarto oscuro para los mismos y otros tipos de trabajos y servicios relacionados con la fotografía. El anuncio ya denota que nos encontramos ante un profesional importante. Hecho corroborado por las numerosas obras suyas que han llegado al presente. Al igual que Lowther no se ve constreñido para encarar otros trabajos que no sean los de galería. Sin embargo, en mi modesto juicio, no llega a igualarlo aunque por pequeño margen. Su estudio será continuado posteriormente por Ernesto Soukop.

1910 - PASCUAL PALOMEQUE. Figura en el anuario Kraft de 1910, con estudio en calle 27 entre 16 y 18. Se han encontrado como testimonio suyo, fotografías de galería de buena calidad pero demasiado artificiosas para nuestro gusto actual (La cantidad que han llegado hasta nuestra época parece ser solo mediana, pero bueno su estado).

1910 - ANTONIO PALOMO. Figura en la guía Kraft de 1910, con estudio en la esquina de 29 y 16. Existe un retrato de su autoría realizado en 1906 de mediocre calidad y estado de conservación. Lo mismo puede decirse de otros trabajos suyos, que por ahora no parecen resultar abundantes.

1913 - DOMINGO DEPRATO. Con su hermano Santiago se instala en el local que explotara con anterioridad Lowther. El estudio se prolonga hasta la actualidad, por intermedio de Norberto Deprato, en calle 27 N° 374, lo que lo constituye en el negocio del ramo más antiguo de Mercedes, que funciona hoy día. Su obra es de buena calidad y existen gran cantidad de trabajos suyos, que no han sido aún estudiados detenidamente.1914 - ERNESTO SOUKOP. Es el que continúa en el local que dejara Rossi en24 N° 212, y que será sucedido a su vez en el mismo lugar, por Moises Walser en sus comienzos. Existen numerosos testimonios de su labor de buena calidad al igual que los de Domingo Deprato, merecen una atención mayor que la que hasta ahora se les ha dispensado.

1920 - BUENAVENTURA VITA- Figura en un anuncio de la época, con negocio en 27 N° 173. Es el introductor en Mercedes de los productos Kodak. Momentáneamente no se conocen obras suyas, pero se está a punto de conseguirlas por intermedio de sus descendientes.

Se termina con este autor el presente listado, por considerarse que los que le siguen son prácticamente contemporáneos.

Publicado en "El Oeste", Diario de la Mañana 24/9/86

Nuevos Apuntes para una historia de la "retratería" en Mercedes

Por Jorge Adolfo Barrancos

Resulta evidente en nuestros días que nos encontramos inmersos en una verdadera cultura de la imagen que sobrevalora la comunicación visual y auditiva, con menoscabo de la escrita. Por otra parte y quizás debido a su formación académica, los historiadores tradicionales parecen no haberse interesado en el estudio de la evolución de la fotografía en nuestro país, dejando de esa manera un vacío que merecía ser llenado. Creo entonces que son estos dos los principales factores que han confluido para producir actualmente, un definido y creciente interés sobre nuestro pasado fotográfico.

Pueden ser señalados varios indicios sobre este atractivo. Una conocida editorial capitalina, parece haberlo detectado y aprovechándolo, ha editado recientemente una serie de volúmenes, cuyo contenido principal lo constituyen fotografías antiguas. En dos de los casos estas son de Buenos Aires, y en los restantes referidas a distintas colectividades que inmigraron a nuestro país, a fines del siglo pasado.

Un importante ejemplo a destacar es la reciente inauguración del Museo Histórico Fotográfico de Quilmes, que por su género es el primero existente en nuestro suelo. No menos sustancial que todo esto, es el grupo de investigadores provenientes de distintas especialidades, que se han asociado en entes como la CIFAA (Centro de investigadores de la fotografía antigua en Argentina). Los propósitos principales que los animan, son el desarrollo de estudios sobre el tema y propender a la conservación del material fotográfico antiguo desaparecido. Miembros de esta agrupación, han comenzado a dar a luz diversos artículos y libros, que principian a paliar la falta de bibliografía existente sobre esta materia. Estos trabajos resultan ser entonces, verdaderos jalones en un camino casi virgen y desconocido que por tal, en parte está aún lleno de omisiones, falta de datos y equivocaciones.

Como consecuencia, no son raras las modificaciones que deben realizarse sobre conocimientos existentes. Valga lo expresado entonces, para disculpar los errores deslizados en un trabajo con título similar al del presente, que "El Oeste" publicó en su edición especial del 8 de noviembre de 1985.

En aquel artículo agregué como dato de último momento, el nombre de J.M. Soula. Al que consideré como el fotógrafo más antiguo con radicación en Mercedes. La afirmación sigue resultando ser parcialmente acertada.

En efecto, acabo de descubrir la existencia de "Libro de gastos", que llenó entre 1860/62 el pintor Cándido López. En el mismo y durante una de las varias estadías que tuvo el artista en Mercedes, consigno anotaciones como las que siguen: "10 de marzo a 11 de mayo de 1861 - Viaje a Chivilcoy y Bragado - Sociedad con Juan Soula para hacer daguerrotipos - Pérdidas $312". Con posterioridad, el 31 de julio del mismo año anotó nuevos quebrantos y la disolución de la sociedad. Más adelante, el 10 de mayo de 1862, señaló un nuevo convenio con Soula. Es evidente que se trataba de alianzas ocasionales, constituidas al sólo efecto de hacer giras por localidades vecinas, y allí ofrecer sus oficios. No debe extrañarnos que un reconocido pintor, como con posterioridad lo fue López, también dedicara sus afanes al arte de Daguerre. Fue común aquí y en el extranjero, que artistas noveles y aún sin renombre, se vieran obligados a hacerlo, dada la gran competencia comercial que ejerció en esa época la daguerrotipia sobre la pintura. Observando las pérdidas que continuó anotando en el libro citado, el que sería luego llamado "Manco de Curupaytí", su sacrificio resultó particularmente estéril.

Por ahora no han podido ser halladas piezas producidas por esta asociación, a menos que un magnífico daguerrotipo en exhibición en el Museo Castagnino de Chivilcoy sea una de ellas. En Mercedes parecen haber desaparecido todos los ejemplares que existieron de esta antigua forma de la fotografía, con lo que por el momento resulta imposible seguir esta línea de investigación. No debe perderse en este caso, que el uso del daguerrotipo por parte de López puede ser erróneo. En efecto, parece haber sido común que algunas personas siguieran usando por costumbre este vocablo, para denominar trabajos fotográficos que por la técnica empleada en su confección, debían ser llamados de otra manera. 

De todos modos creo que estos antecedentes resultan interesantes, al aportar datos sobre un fotógrafo circunstancial, actuante en nuestra ciudad como lo fue López, reafirmando y datando al mismo tiempo, la antigüedad de Juan M. Soula en Mercedes. De este último, sólo he podido encontrar de su obra, dos fotografías tipo "Carte de visite" (Fotografías montadas sobre cartón, tomadas simultáneamente y recortadas a 6 x 9). Tienen en su reverso un sello transversal con su nombre, que les da la legitimidad. También y como hipótesis puede arriesgarse decir, que otra "Carte de visite" que muestra a López empuñando un pincel ante el conocido cuadro del General Mitre que el artista dató en Mercedes, el 30 de noviembre de 1862, es una fotografía tomada por Soula, aunque ninguna marca o señal lo autentifique. En fin, no me resultaría extraño que el tema López - Soula pueda proporcionar novedades en el futuro.

Quiero reparar ahora una omisión en mi anterior trabajo, dado a que en él no incluí los nombres de dos profesionales asociados, que actuaron en Mercedes. Se trata de Francisco García y Francisco Lion, que comienzan a ser publicitados en "La Defensa" del 9/9/1873 (El segundo aparece con posterioridad en una Guía, sólo, figurando como Lyon). Por el momento no he podido encontrar muestras de sus trabajos, que puedan serles atribuidas fehacientemente, pese a que el aviso se prolongó por bastante tiempo. Espero hallar más datos sobre ellos en lo venidero.

Debo citar a otro profesional, que si bien no residió en Mercedes, estuvo aquí en el pasado, por encargo de las autoridades del Ferrocarril del Oeste, que lo comisionaron para hacer un relevamiento fotográfico de gran parte de la línea. Me estoy refiriendo al argentino Antonio Pozzo (1829 - 1910), uno de los más importantes fotógrafos de ese período. Del mismo he podido hacer reproducciones de algunos de sus trabajos, existentes en el Museo Nacional Ferroviario. Se trata de placas en perfecto estado, de la estación Mercedes del F.C. Oeste. Una de ellas ha sido tomada a poco de ser inaugurada la misma, según creo, lo que la ubicaría entre 1865 - 70 aproximadamente. No se ve aún en ella, el techado levantado posteriormente sobre las vías, y se observa en construcción una parte del cuerpo de la estación, a pesar que existen detalles que indican que ya está en funcionamiento.

La última corrección que deseo introducir, está referida al fotógrafo Aramburú, al que remonté corno hipótesis al año 1870, y el que en realidad comenzó su tarea en nuestro medio el 27 /10/1878, tal como lo anunció "La Reforma" de esa fecha. Su actuación resulta ser corta, pues el 14/4/1879 cedería su galería al fotógrafo recién llegado de Chivilcoy, Aquilino Fernández.Pero al citar a este profesional, decido agregar una anécdota risueña que acabode encontrar con respecto a él. (Agradezco al Sr. Ricardo Mones Ruiz, que me roporcionó el indicio para llegar a ella). Desde el 17/10/1880 el diario "El Oeste" comienza a publicar un anuncio importante, del establecimiento fotográfico de Aquilino Fernández. En él, además de enumerar las virtudes y tipos de trabajos que puede ofrecer, destaca con tipografía grande: "Gran novedad - Considerable rebaja de precios con el término de un mes - Retratos casi de balde". Más adelante detalla alguna de las rebajas anunciadas, y las mismas en general exceden largamente el i50%!. El aviso continuó publicándose, pero el 29/10/1880, en el mismo periódico y página, comienza a aparecer otro anuncio bastante pequeño, que dará explicación a tan gran liquidación. El reclame, titulado "Último día", dice que el gran fotógrafo norteamericano Bradley, terminaría el 1/11/1880 su actuación en Mercedes para esa fecha, y recomendaba apurarse para no perder la oportunidad. Creo que el anunciante que firmó con su apellido solamente se trata de Walter 3. Bradley (1813 - 1891), fotógrafo procedente del país del norte, que actuó en Argentina a partir de 1860 aproximadamente. Si bien se instaló con estudio en Capital Federal en varias oportunidades, parece que nunca dejó de ser un viajero incansable, característica común en una buena parte de nuestros fotógrafos antiguos. iQué interesante encontrar el primitivo registro de clientes del Gran Hotel Nogués, para poder identificar los fotógrafos transeúntes que pasaron por nuestra ciudad!. Finalizado con la anécdota, el 3/11/1880 en la sección noticias del mismo diario, se comunica: "El Sr. Bradley permanecerá algunos días más. Ha prolongado su permanencia a pedido de muchas personas". Por lo visto la maniobra de dumping que realizó Fernández, no le dio el resultado esperado.

Si bien he encontrado algunos otros datos y detalles sobre otros fotógrafos a los que me referí en mi anterior publicación, para no cansar más a mis pacientes lectores, los dejaré tal vez para otra oportunidad.

Deseo agradecer al Arquitecto Juan Carlos Doratti, que me facilitó el catálogo editado por el Museo Nacional de Bellas Artes, dedicado a Cándido López y que con textos de Marta Gil Solá y Marta Dujovne, consigna datos que posibilitaron parte del presente.

Agradezco asimismo a las autoridades del Museo Ferroviario, que me permitieron realizar las reproducciones que lo ilustran.

Manifiesto también mi reconocimiento para Abel Alexander, Vicente Gesualdo, Juan Gómez, Adolfo Luis Ribera y Mario Tesler (todos miembros de CIFAA) que con sus sugerencias y datos me han ayudado a concretar algunos de los conceptos expresados.